Buscar temas

¿Cuáles son tus defectos y cualidades? La sencilla pregunta que complica una entrevista de trabajo

Un candidato no tiene cómo saber exactamente qué le van a preguntar en una entrevista de trabajo, pero sin duda existen ciertas interrogantes que se repiten en estas instancias de evaluación. Una de estas es ¿cuáles son tus defectos y cualidades?

Podría parecer una pregunta sencilla pero no lo es. De hecho, complica a un gran número de personas ya que requiere de una profunda autocrítica y autoconocimiento por parte del candidato.

Asimismo, la respuesta adecuada para el reclutador va a depender del cargo al que esté postulando la persona, la cultura de la compañía o el estilo de liderazgo de quien sería el jefe directo.

Principales fortalezas

Con respecto a las fortalezas, Jael Ormeño, de la consultora multinacional de recursos humanos Randstad, asegura que es necesario encontrar el equilibrio para dar una buena impresión al entrevistador.

“Contestar con demasiada humildad puede dejar las habilidades subestimadas y remarcarlas en exceso puede dar la sensación de arrogancia”, advierte.

Para resolver esto de la mejor manera, la experta recomienda que el postulante escriba con anterioridad una lista de las cosas que hace con mayor facilidad en el trabajo, lo que le ayudará a sacar ideas y estar preparado.

Por otro lado, “recordar que la vida personal también cuenta, es decir, en nuestro día a día podemos observar habilidades que igualmente son puntos fuertes, por lo tanto, indistintamente se pueden extrapolar al contexto laboral”, sostiene.

¿Y los defectos?

Ahora bien, cuando el reclutador pregunta por los defectos la especialista aconseja tener en cuenta que siempre se debe contestar al menos uno, ya que, de lo contrario, se revela una completa falta de autocrítica.

En esa línea, es necesario que los defectos se muestren como potenciales virtudes. Esta interrogante no solo busca poner a prueba la honestidad del candidato o conocer cuáles son sus áreas de mejora, sino que también saber cómo el candidato ha solucionado los obstáculos que se le han presentando en el pasado.

“Todas las personas tienen algunas habilidades menos desarrolladas que otras, pero la manera de enfrentarse a ellas y adoptar medidas para mejorarlas, son indicadores que permiten al entrevistador saber cómo se desenvuelve el postulante ante estas situaciones y conocer su actitud frente a las críticas”, enfatiza.

Evita lo típico

De la misma forma, es fundamental hacer un análisis de la descripción del puesto para ser selectivo con los puntos bajos y altos que el candidato va a mencionar y evita decir que eres demasiado perfeccionista o que trabajas muy duro.

“Los entrevistadores escuchan respuestas como estas todo el tiempo, por lo que es mejor centrarse en cómo conseguiste sobreponerte ante un desafío profesional y explicar por qué, gracias a eso ahora eres mejor y dicha experiencia te sirvió para aprender”, recalca.

Para Ormeño, saber cómo gestionar estas interrogantes es esencial y el éxito dependerá de dos aspectos: de la naturalidad y honestidad con la que el postulante responda a estas preguntas y de la intuición necesaria para saber cómo transformar las debilidades en potenciales fortalezas.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio