Buscar temas

Hombres que trabajan desde casa ūüí™ y cuidan a sus hijos ūüĎ∂: La historia de Carlos, Mal√ļ y Nico

Durante las √ļltimas d√©cadas Chile ha vivido cambios profundos¬†que, poco a poco, han resultado en un mayor grado de igualdad de g√©nero. Cada vez son m√°s los¬†hombres profesionales que se comprometen¬†con el cuidado de sus hijos en casa.

Seg√ļn el informe¬†G√©nero, los desaf√≠os de la igualdad del PNUD,¬†cerca del 6% de los padres en Chile¬†est√° a cargo del cuidado de los ni√Īos.

Francisco Aguayo, psic√≥logo e¬†investigador en temas de masculinidades y director de¬†EME, se√Īala que este es un tema que¬†ha emergido en el √ļltimo tiempo, sobre todo en hombres mas j√≥venes y de mayor escolaridad.

Seg√ļn Aguayo,¬†es tremendamente importante que los hombres se involucren en el cuidado, pues eso tiene un impacto positivo en la vida de los hijos:¬†En primer lugar, porque entra en juego un cuidador m√°s; y adem√°s porque se¬†avanza hacia la corresponsabilidad en materia de igualdad de g√©nero.

Carlos y Mal√ļ… y luego Nico

padres_que_cuida_a_sus_hijos_2

Carlos es costarricense y Mal√ļ es chilena. Se conocieron hace m√°s de 10 a√Īos atr√°s por Skype, cuando el servicio ten√≠a menos de un mill√≥n de usuarios y, luego de conversar por varios meses, un d√≠a Carlos vino a Chile a visitarla. Despu√©s¬†ella se fue a vivir a Costa Rica¬†y, a√Īos despu√©s, ambos se mudaron a Chile luego de que Mal√ļ recibiera una muy buena oferta laboral en Santiago como Publicista.

En un principio, Carlos no quer√≠a tener hijos porque estaba en un pa√≠s nuevo y por eso ambos decidieron que primero se¬†estabilizar√≠an econ√≥micamente. Luego las cosas empezaron a ir bien: Mal√ļ ten√≠a un trabajo estable y a¬†Carlos le iba bien como programador, dando clases y con sus libros. Fue entonces que decidieron ser padres.

En Chile nació Nico, el hijo varón de la pareja y, tras el nacimiento de Nico, ya ambos progenitores sabían quién estaría al cuidado del bebé.

El teletrabajo como herramienta para la igualdad de género

padres_que_cuida_a_sus_hijos_3

Mientras Carlos estudiaba psicolog√≠a, siendo a√ļn muy joven y viviendo¬†en Costa Rica, se enferm√≥ y estuvo 3 a√Īos¬†en cama. Un tumor en la rodilla le dio la oportunidad de descubrir que, por s√≠ mismo, pod√≠a aprender muchas cosas siendo autodidacta.

“Un d√≠a lleg√≥ un amigo y me present√≥ Flash (el programa de animaci√≥n de Adobe) y, como ten√≠a todo el tiempo del mundo, me le√≠ el manual entero. As√≠ aprend√≠ a programar”, cuenta Carlos.

Después de superar su operación en la rodilla, Carlos cambió la psicología por la programación web y móvil, y empezó a tomar clientes hasta llegar a programar para grandes empresas, tanto en su país natal como en el exterior. Al llegar a Chile, siguió programando y daba clases de programación en la UDLA y la UNIACC. Además, trabajaba desde Chile para una empresa en otro país.

“Antes de que Nico naciera yo¬†empec√© a trabajar de manera remota para una empresa de¬†Estados Unidos, cuyos programadores se encuentran la mitad en Costa Rica y la mitad en Bulgaria, lo que me permiti√≥ hacer lo que busc√°bamos como pareja, es decir, que yo pudiera tener un contacto cercano con el ni√Īo y no ser como esos pap√°s que ¬†llegan por la noche a solo saludar”, explica Carlos.

Eso tambi√©n permiti√≥ que¬†Mal√ļ pudiera tomarse todos los 6 meses de licencia y volver al trabajo m√°s tranquila, pues sab√≠a que su hijo estaba en las mejores manos: Las de su pap√°.

“Generalmente, las opciones que las madres tienen son dejar de trabajar o llevar a sus hijos a una sala cuna, lo cual puede resultar dif√≠cil. Siento que a m√≠ no me cost√≥ tanto porque sab√≠a que Carlos iba a estar¬†aqu√≠”, expresa Mal√ļ.

Por su parte, Carlos comenta que si no siguiera en este trabajo buscaría uno con las mismas condiciones, porque es bonito estar con Nico.

Obviamente Carlos no puede con todo. Trabajar y cuidar de un beb√©¬†es bastante. En ese sentido, Mal√ļ y √©l cuentan con la ayuda de la madre de Mal√ļ, quien les colabora con las labores y cuidando a Nico cuando Carlos est√° a full con el¬†trabajo.

No se trata de ayudar

Mal√ļ y Carlos cuentan que, en un principio, entre los amigos hab√≠a opiniones encontradas. Algunos se preguntaban c√≥mo era posible que Carlos fuera a cuidar al ni√Īo, pero la teor√≠a m√°s dif√≠cil de derribar ha sido¬†la idea de que eso de los beb√©s es tarea de las mujeres

“La gente piensa que yo le ayudo a Mal√ļ. Escuchamos frases como ¬°qu√© lindo!, ¬°como le ayuda!; cuando en realidad tambi√©n es¬†mi trabajo como padre cuidar de Nico”, recalca Carlos.

Seg√ļn el inform√°tico,¬†no se trata de estar ah√≠ solo para la foto, sino de ensuciarse las manos y desvelarse cuando es necesario. Sin embargo, dice que¬†si bien a algunos esto les ha dado ideas para promover la igualdad entre sus parejas, tambi√©n hay quienes los han ofendido

“Me han preguntado por qu√© quiero hacer cosas de mujer, cuando para m√≠ tareas¬†como cambiar un pa√Īal son las que realmente me¬†hacen hombre”, expresa¬†Carlos.

No se deja atrás lo profesional por ser papá, pero sí hay sacrificios

Carlos_Solis

Carlos explica que estar al cuidado de Nico le ha ayudado a ser más ordenado con los tiempos y a dejar de ser trabajólico.

“Antes el trabajo era todo para m√≠, ahora ya no. Ahora tengo que manejar mejor mi tiempo”, explica.

Sin embargo, afirma que sí se ha visto afectado por el hecho de venderse como papá en casa.

“En uno de mis trabajos, cuando dije que est√°bamos embarazados y que yo cuidar√≠a a Nico mi jefe cambi√≥ y me invalid√≥ mucho. Sent√≠ el peso del estereotipo cl√°sico por el que pasa una¬†mujer cuando se embaraza. Eso es p√©simo, es muy feo”, recalca.

Seg√ļn Carlos, posteriormente la situaci√≥n cambi√≥,¬†pero no fue as√≠ hasta que √©l demostr√≥ a nivel profesional que era igual de competente ahora que ten√≠a un hijo a su cuidado.

Su capacidad de auto-aprendizaje, sumado a su experiencia como profesor, tanto presencial como en modalidad online, lo han motivado a convertirse en autor de textos de programación. Sus libros, El manual del guerrero móvil y El manual del guerrero Angular han sido best sellers en Amazon.

A√ļn as√≠, el profesional confiesa que ahora que est√° escribiendo su tercer libro es m√°s dif√≠cil, pues para √©l es m√°s importante dedicar tiempo a su hijo de d√≠a, as√≠ que escribe de madrugada. Seg√ļn Carlos,¬†cuidar de Nico tiene un precio, pero es un precio que feliz paga.

“El a√Īo pasado sembr√© un √°rbol, tuve un hijo, y escrib√≠ un libro que fue best seller en Amazon”, cuenta el programador, quien no para de decir¬†que Nico lleg√≥ “con la marraqueta bajo el brazo”.

¬ŅVale la pena?

Al preguntarle a Carlos y Mal√ļ si le recomendar√≠an a otros lo que ellos han hecho dicen que s√≠, sin embargo Mal√ļ se√Īala que para que esto funcione hay que depositar la¬†confianza en¬†los varones, pues de nada vale aceptar que ellos se involucren m√°s si las madres se la van a pasar criticando todo lo que los padres decidan.

“Hay que confiar en la pareja y respetar las desiciones que ellos toman con los ni√Īos, porque el ni√Īo es de los dos”, indica.

Mal√ļ tambi√©n hace hincapi√© en¬†que el hecho de que Carlos est√© en casa le ayuda mucho en temas de superaci√≥n profesional.

“Actualmente estoy analizando en qu√© √°reas puedo profesionalizarme m√°s en pos de mirar mi carrera hacia arriba, al igual que Carlos”, expresa.

Seg√ļn ella, el hecho de que su esposo asuma tanto como ella el rol de la paternidad la hace sentirse muy tranquila y orgullosa.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio