Buscar temas

Los avances en Chile de telemedicina y digitalización de la salud

La infraestructura instalada, la conectividad y el esfuerzo que se viene haciendo en desarrollo de capacidades humanas en nuestro país ha derivado en que Chile sea un referente en lo que respecta a los procesos ligados con la digitalización de la salud y telemedicina.

Sebastián Miranda, gerente de la División Médica de Arquimed, explica que si bien el actual escenario de la telemedicina es incipiente, está creciendo exponencialmente por todos los beneficios que puede brindar tanto en atención primaria como en especialidades médicas, sobre todo pensando en una población que tiene una esperanza de vida mucho mayor, acumula enfermedades crónicas y vive alejada de centros médicos especializados.

“Actualmente, la tecnología no es una barrera. Prácticamente está todo el país conectado por diferentes redes y los desafíos se encuentran más bien en adaptar procedimientos médicos y hábitos de la población”, afirma a El Mercurio.

En efecto, hay diversas implementaciones que hoy utilizan los conceptos de telemedicina, varios de ellos satisfacen necesidades urgentes como reducción de listas de esperas y mayor equidad en el acceso temprano. Es el caso de Talcahuano, donde recientemente se llevaron a cabo avances con el uso de telemedicina en áreas como dermatología y cardiología.

Alfredo Almerares, asesor clínico de InterSystems, señala que en un escenario como este cabe aclarar que el uso de telemedicina se sostiene en dos pilares fundamentales: clínicos con acceso a información completa de sus pacientes y pacientes con capacidad de acceder a su información de forma segura, que habilite el poder interactuar con sus clínicos.

“Chile debe asegurar estos pilares básicos, ya que garantizarán la calidad del servicio ofrecido y, sostenidos en los conceptos de ficha única y paciente empoderado, se podrá avanzar luego en diseminar la oferta de servicios de telemedicina tanto sincrónicos (presenciales), como asincrónicos o no presenciales”, asegura.

Según el médico, el desarrollo de la telemedicina en Chile es necesario, ya que promete aliviar la sobredemanda que sufre el sistema de salud y aprovechar los recursos de forma mucho más eficientes.

“En Chile, el uso de la telemedicina nos permitirá acercarnos al triple objetivo de menores costos, mejor acceso y mejor calidad de cuidado”, sostiene.

Temas pendientes

Marcos Vieyra, gerente comercial para Citrix en Chile, indica que si bien nuestro país ha avanzado en la adopción de diversas soluciones para la atención médica y la conectividad entre los centros asistenciales (a partir de tecnologías como la virtualización, ERPs, CRMs y tableros electrónicos) es necesario continuar avanzando hacia una profundización de la transformación digital para lograr una mayor interoperabilidad entre los centros de atención.

Vieyra considera que la implementación de este tipo de soluciones debe ir necesariamente acompañada de una infraestructura tecnológica más robusta en el país, así como de una legislación que contemple específicamente el tema de la ciberseguridad

Actualmente, el Estado cuenta con un plan de acción y una estrategia para lograr digitalizar los establecimientos de la red asistencial de salud, que permitirá la implementación de tecnologías de la información que ayuden a coordinar los distintos actores involucrados a través de sistemas fiables y seguros.

El ejecutivo considera que, para implementar este tipo de experiencias, resulta clave también avanzar en ámbitos relacionados con la transformación digital, especialmente en lo que se refiere a la Política Nacional de Ciberseguridad.

En este sentido, el proyecto de ley sobre protección de datos personales como parte de la Agenda de Probidad y Transparencia del Gobierno es un paso adelante para implementar soluciones de movilidad y virtualización de manera eficiente y segura.

“Estas tecnologías, además de los beneficios para los pacientes en términos de velocidad y oportunidad en la atención médica, ciertamente también pueden contribuir a resguardar la seguridad de los datos personales”, puntualiza Vieyra.

Además, agrega que otro punto no menor es que la telemedicina requiere de soluciones tecnológicas que estén a la altura del desafío, sumadas a una cultura organizativa diferente a la actual, que priorice la participación de nuevos actores, permitiendo mejorar los resultados, la equidad y la eficiencia de los sistemas de salud.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio