Buscar temas

Testimonio de Inclusión Laboral: “Lo que más me gusta es que puedo ser más independiente”

Son las ocho de la mañana y el despertador de Esperanza Zenteno comienza a sonar. Alegre, como todos los días, se prepara para comenzar su jornada laboral en Unimarc de Príncipe de Gales (La Reina), en el sector de panadería.

“Mi experiencia ha sido muy buena, demasiado bacán. Lo que más me gusta es que puedo ser más independiente”, cuenta Esperanza en relación al trabajo en el que se desempeña hace poco más de cuatro años.

Esta joven de 25 años es parte del 16,5% de nuestro país que se encuentran en situación de discapacidad.

Hoy, gracias al programa de inclusión laboral que ha desarrollado SMU (matriz de Unimarc) en todo el país, forma parte de las 217 personas que desarrollan diferentes actividades en los locales de la cadena de supermercados.

Programa de Inclusión

Este programa nació en 2011 con el objetivo de promover la inclusión laboral de personas en situación de discapacidad en un ambiente que potencie sus habilidades, realizando las mismas funciones que sus compañeros.

Esperanza recuerda que siempre tuvo ganas de trabajar y que hoy, gracias a este empleo, ha tenido la posibilidad de aprender y generar lazos.

La gerenta de Asuntos Corporativos y Sostenibilidad de SMU, Constanza Téllez, explica a El Mercurio que el ingreso de personas en situación de discapacidad a la compañía ha sido muy beneficioso, lo cual se ha visto reflejado en su gran compromiso y destrezas profesionales y humanas.

A esto se suma el excelente clima laboral que se genera, asegura la ejecutiva, al sensibilizar al resto de los colaboradores y promover el trabajo en equipo.

El orgullo de su familia

Esperanza labora en el sector de panadería y, según cuenta, le encanta trabajar ahí.

“Mis compañeros son muy buenos y lo paso muy bien ahí”, comenta.

Cada uno de sus logros es motivo de orgullo para ella y su familia, quienes ven los beneficios que obtienen las personas en situación de discapacidad al momento de insertarse en el mundo laboral.

“Yo estoy bien en mi trabajo, me gusta mucho. Estoy feliz con la aprobación de la ley de inclusión laboral, puesto que todos tenemos derecho a trabajar”, agrega.

La nueva Ley de Inclusión Laboral abrirá más oportunidades laborales como la de Esperanza, al establecer una cuota de empleos del 1% para personas con discapacidad en organismos públicos y privados que cuenten con 100 o más empleados, además de resguardar y garantizar los derechos de los trabajadores en situación de discapacidad.

 No hay comentarios


Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio