Buscar temas

El costo de un despido para el empleador y para el trabajador

Tener claridad sobre la causal del despido es clave para evaluar los efectos que este proceso puede tener para los involucrados.

El motivo real o subyacente en el término de una relación laboral generará diferentes efectos tributarios, tanto para el empleador como para el trabajador.

Así, por ejemplo, un trabajador despedido por una causal que no da derecho a indemnización implica que el Fisco no deberá soportar un gasto que merme el ingreso fiscal.

No obstante, el temor del empleador a defender dicha causal en tribunales (pro labore) hace que opte por una causal que, probablemente, solucione de manera adecuada a ambas partes en la relación laboral con el consiguiente perjuicio fiscal, que implica un mayor gasto y disminución de impuestos.

Diversas miradas

En este contexto, Cristián González, socio de Tax & Legal de Kreston MCA, explica que el fin de una relación laboral debe ser analizada desde dos puntos de vista.

En primer lugar, desde la perspectiva del trabajador, es importante revisar el contrato de trabajo y el finiquito considerando la causal involucrada, ya que dependiendo de los montos y de los tipos de indemnización, esta podría quedar exenta de impuestos o bien una parte afecta.

Por otra parte, desde la empresa, dicha indemnización puede o no ser total o parcialmente considerada un gasto necesario.

“Así, una decisión mutuamente acordada con el trabajador que omita una verdadera causal, puede afectar a la empresa o al Fisco y al mismo mercado laboral al esconder la real situación de ese trabajador al haberla omitido para facilitar su salida de la empresa”, ejemplifica.

Las grandes diferencias

El ejecutivo agrega que en esta materia, el tema social, laboral y tributario “es a nuestro juicio en donde se ven las principales diferencias, ya que hay ocasiones en las que el empleador puede tener muy buenas intenciones para con el trabajador y el Fisco estimar que ello no se condice con el interés fiscal”.

Por lo anterior, hoy resulta necesario contar con una visión completa de los efectos que conllevan las decisiones laborales, ya que, por ejemplo, “un empleador que no cuenta con ingresos, pero mantiene su plana de trabajadores, puede verse expuesto a que su gasto, es decir, las remuneraciones, sea cuestionado por el Fisco al no existir correspondencia entre el ingreso y el gasto”, explica.

Sigue leyendo la nota completa de “El Mercurio”.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio