Buscar temas

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de boletear?

Muchos profesionales, sobre todo los recientemente titulados o de algunas profesiones en particular que por su naturaleza permiten un ejercicio mucho más independiente, emiten boletas de honorarios por sus servicios, actividad mejor conocida como “boletear”, dado que no poseen un contrato a plazo fijo o indefinido.

Ingresar al sitio del Servicio de Impuestos Internos (SII) para hacer la iniciación de actividades puede ser aterrador la primera vez pero, poco a poco, los profesionales van comprendiendo el funcionamiento del boleteo y, con ello, descubriendo ventajas y desventajas de ese sistema de pago de honorarios.

Emitir boletas trae consigo una cierta libertad. Entre las ventajas destaca manejar el tiempo, trabajar desde distintos lugares y realizar diferentes funciones aumentando la experiencia profesional.

“Esto permite no sólo organizar los tiempos de trabajo, sino que también los tiempos libres y de descanso, que muchas veces son mayores que los tiempos que poseen personas que trabajan a tiempo completo con un contrato a plazo fijo o indefinido. Lo anterior favorecería el equilibrio entre el trabajo y la vida personal del trabajador, obteniendo por tanto una mejor calidad de vida”, asegura Carolina Gutiérrez, académica de la Universidad del Pacífico.

El efecto millenial

La generación y, también conocida como millenial y que corresponde a los profesionales nacidos entre 1980 y 1992, prefiere trabajar de manera mucho más independiente. Según la experta, son trabajadores que están prestos a realizar diversos tipos de actividades antes que realizar trabajos rutinarios faltos de creatividad y optan mucho más por el teletrabajo, dada su cercanía a la tecnología.

“El boleteo sería una opción muy favorable en relación a las expectativas de trabajo que podrían poseer profesionales pertenecientes a esta generación”, analiza Gutiérrez.

Desventajas de boletear

Según la experta, así como boletear puede tener aspectos positivos, también tiene un lado no tan bueno. Trabajar a honorarios en diferentes partes puede mantener al trabajador alejado de la rutina, pero a veces el exceso de libertad puede transformarse en una mala jugada para el bolsillo.

“Una de las desventajas es la obtención de un sueldo variable, pues el número y/o tipo de actividades realizadas varía mes a mes de acuerdo a la demanda de trabajo y a otros factores como la economía nacional”, señala la especialista en recursos humanos.

A diferencia de los contratados, quienes boletean deben preocuparse por su cobertura de salud y pensión de vejez. Además, se trata de personas que suelen tener mayores inconvenientes para solicitar un crédito hipotecario o simplemente para tratar de cumplir los requisitos que exige un arrendador.

“Un trabajador que boletea no es un candidato seguro para pedir un crédito en una entidad bancaria o para solicitar el arriendo de una vivienda dado que no posee una renta fija y estable que lo avale, lo cual también representa una desventaja considerable”, concluye Gutiérrez.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio