Buscar temas

Búsqueda de un nuevo trabajo: el desafío de venderse a sí mismo

Carolina Miranda
Directora DNA Outplacement

Encontrar un nuevo trabajo tiene los mismos retos que llevar un producto nuevo al mercado. La única diferencia es que el producto que vendes eres tú mismo. Primero tienes que saber QUÉ estás vendiendo y a QUIÉN, para luego empacarlo correctamente.

El proceso de búsqueda de empleo es una labor intensa. Se debe tomar como un trabajo de tiempo completo, como si te hubiesen contratado en una empresa para realizar y vender ese producto. Muchas veces hacemos por nuestros empleadores cosas que no haríamos por nosotros mismos.

La mayoría de las personas buscan empleo a través de headhunters o posiciones publicadas en portales, LinkedIn o periódicos. Lo que no se tiene en consideración es que la mayoría de las posiciones no están publicadas abiertamente. De hecho, se dice que solo en el 20% de los cargos se hace una búsqueda abierta. Esto quiere decir que el 80% está en mercado laboral oculto, entre amigos y conocidos.

Luego de definir estos puntos, es momento de entrar a la etapa de ejecución y es en esta en que se vuelven cruciales el networking y las redes de contacto.

Es muy importante que en esta etapa te enfoques en escuchar y conectarte con las personas con quienes establezcas contacto, creando así relaciones memorables.

Muchos cometen el error de querer venderse en esa primera instancia de contacto, concentrándose en lo que ellos buscan y desatendiendo a lo que les quiere comunicar su interlocutor, perdiendo así información importante de la otra persona que puede resultar relevante para tu búsqueda de trabajo.

Crear lazos reales es la forma más efectiva de formar una red de networking sólida y eficiente. Interésate por el otro, para que él se interese en ti.

 No hay comentarios


Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio