Buscar temas

Casi cinco mil extranjeros ocupan hoy cargos directivos o gerenciales en Chile

Según cifras de Clapes UC sobre la base del INE al trimestre móvil marzo-mayo de 2017, de los poco más de 167 mil migrantes ocupados en el país, el 2,9% tiene cargos directivos o de gerencia, es decir 4.882 ejecutivos. En el caso de los trabajadores chilenos, solo el 2% del total se emplea a ese nivel (161.899 individuos).

Este fenómeno se repite en los profesionales: los extranjeros con estos puestos representan el 13% de dicho grupo (21.815 personas), mientras que el 11,8% de los trabajadores nacionales tienen posiciones de esa categoría (949.434).

“Hay un mito de que los migrantes solo aportan empleo no calificado, y esto demuestra que es falso. De ser así, tendrían una muy baja participación en los grupos de directivos y profesionales y eso no es efectivo, incluso es mayor que la de los chilenos”, destaca el economista y asesor senior de Clapes UC, Juan Bravo a El Mercurio.

A Gerhard Reinecke, especialista en políticas de empleo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), no le extraña este escenario y lo atribuye, en parte, a la presencia de empresas transnacionales, que muchas veces traen talento del exterior.

“Hay que tener en cuenta que, en promedio, los extranjeros tienen más años de escolaridad que los locales, lo que se refleja en la distribución ocupacional”, agrega.

Según un estudio de coyuntura laboral en América Latina y el Caribe de la OIT, publicado en mayo de 2017, el 79,4% de los inmigrantes en Chile tiene diez o más años de estudio.

De todas formas, Sergio Valenzuela, director académico en gestión de personal y relaciones laborales del Centro de Desarrollo Gerencial de la Universidad de Chile, señala que los altos ejecutivos extranjeros tienen la desventaja de ser más costosos que sus pares nativos para las empresas, lo que en ocasiones desincentiva la contratación.

Porcentaje de migrantes según industria

De los directivos o gerentes foráneos, el 30,5% está en el área del comercio, es decir, 1.490 ocupados.

En esta actividad, así como también en la agricultura, los cargos de mayor responsabilidad están sobre el promedio de migrantes ocupados en el mercado laboral total. De hecho, en el agro representan el 17,8% del total de directivos foráneos, según Clapes UC.

Asimismo, hay mayor concentración de profesionales versus el promedio total de migrantes en el mercado de la salud e industria de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), donde representan el 12,1% del total de ocupados en esta jerarquía independiente de la nacionalidad.

Necesidad de adaptar la legislación

Frente a este escenario, Juan Bravo cree que es necesario cambiar la legislación para adaptarse a las nuevas necesidades de mano de obra extranjera.

“El Código del Trabajo impone una cuota y las empresas no pueden contratar más de un 15% de personal de origen extranjero. Esto atenta contra la eficiencia y obstaculiza la contratación formal, por lo que creo que debe eliminarse”.

Principales ventajas

Los ejecutivos foráneos en estos dos niveles también aportan con una visión de negocios más global, destaca Matías Palacios, director ejecutivo de Outplacement de PwC Chile.

“La mayoría viene a trabajar duro, lo que genera competencia y tiende a subir el estándar del mercado”, dice el ejecutivo.

Eso sí, la reacción del equipo local es fundamental para potenciar los beneficios de la nueva contratación.

“Hay que trabajar con los pares chilenos de manera de generar instancias colaborativas, para conocerse más como grupo de trabajo. Este es un rol clave que deben liderar recursos humanos y la alta gerencia”, asegura Valenzuela.

 

 

 No hay comentarios


Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio