Buscar temas

Estas son las razones por las que puedes proceder a un “autodespido o despido indirecto”

Las relaciones laborales no siempre son fáciles. En el caso de los trabajadores, la renuncia es una decisión libre y voluntaria con la que es posible poner término al contrato de trabajo si no se quieren seguir llevando a cabo las funciones que este implica. Además, no aplica consecuencias económicas directas para el empleador.

¿Pero qué sucede cuando es la empresa la que no cumple con las obligaciones del contrato de trabajo? En un escenario como este surge la posibilidad de efectuar un autodespido o despido indirecto, poniendo término a la relación laboral por decisión del trabajador con motivo del incumplimiento de contrato por parte del empleador. Ello imposibilita que la persona pueda seguir cumpliendo con sus obligaciones especificadas en el contrato de trabajo.

Según lo estipulado en el artículo 171 del Código del Trabajo, el trabajador puede poner término a su contrato cuando el empleador haya incurrido en diversas causales.

“Una de las más comunes es la llamada falta de probidad: sustracción de objetos personales del trabajador, adulteración de documentos laborales, falsificación de firma y/o pagar remuneraciones de manera fraudulenta”, explica Itiel Olivares, experto en Derecho Laboral.

Autodespido por conductas de acoso

El abogado, que forma parte del equipo de defensadeltrabajo.cl, dice que las conductas de acoso sexual (exigir favores sexuales a cambio de beneficios laborales) también son causales de autodespido.

“La ley es clara frente a cualquier tipo de contacto físico no consentido y de carácter sexual y expresiones de contenido sexual explícito”, apunta el experto.

A las anteriores causales se suman las vías de hecho ejercidas por el empleador en contra del trabajador (agresiones físicas en general), todo tipo de injurias (insultos o improperios graves), conductas inmorales graves del empleador, acoso laboral y el hecho de no pagar el sueldo o hacerlo de manera incompleta y no pagar cotizaciones.

“Estos son motivos por los que un trabajador puede recurrir al autodespido, sin embargo, debe tener en cuenta que este proceso también requiere de ciertos requisitos. Lo primero es que el vínculo de la relación laboral se encuentre vigente en el momento de la invocación del autodespido. Junto a ello, debe existir la voluntad, por parte del trabajador, de poner fin al contrato laboral y que ocurra alguna de las causales legales de autodespido mencionados en los numerales 1, 5 y 7 del artículo 160 del Código del Trabajo”, apunta Olivares.

¿Cómo proceder al autodespido? Sigue leyendo la nota completa de “El Mercurio” aquí.

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos
volver al inicio